Envases a Medida

Los envases a medida son la mejor solución para la comercialización de un producto frente a las cajas o envoltorios estándar. Estas son algunas de las ventajas que se pueden encontrar y también sus inconvenientes.

Ventajas de los envases a medida

-Son únicos y diferentes. Si se tiene un producto que se quiere vender como único y diferente al resto de productos de la misma gama no se puede vender en un envase que es igual a todos los de la competencia.

El primer factor de diferenciación está en el envase, que debe de ser original y que se debe de corresponder con la personalidad del producto y el tipo de público al que va dirigido. Por eso, los envases deben de ser siempre diseñados por expertos en marketing, que saben qué es lo que el cliente puede buscar en un envoltorio.

Envases de plásticos a medida

-Dan mucha mejor imagen. Evidentemente, un envase totalmente personalizado ofrece una imagen mucho más profesional y cuidada de un producto. Para el comprador, algo bien envasado, con un buen diseño y materiales adecuados le transmite la sensación de calidad.

Muchos estudios indican que el cliente está dispuesto a pagar más por aquello que le entra bien por los ojos, que le resulta visualmente atractivo, antes que pagar menos por un producto que está mal empaquetado o tiene un pobre imagen, aunque tenga mejores críticas.

Envases de cartón a medida

-Permiten identificar rápidamente el producto. Un envase realizado exclusivamente para un producto en concreto permite identificarlo rápidamente en una estantería de un supermercado o una tienda y, por tanto, comprarlo sin error.

Un envase con poca personalización puede dar lugar a las dudas en el establecimiento y a que el cliente compre algo similar pensando que se lleva aquello que buscaba.

Inconvenientes de los envases a medida

-Dan más trabajo. Evidentemente, realizar envases a medida da más trabajo que si se utiliza un envase estándar ya diseñado. Hay que pensar en qué es lo que se quiere, contratar a quién lo realice y elegir entre las alternativas que se ofrezcan. A cambio se obtiene un trabajo más personalizado.

-Son más caros. Como es lógico, un envase personalizado a medida es más caro que uno estándar que no implica el trabajo de creación. Pero si se acierta con el diseño y se logra llamar la atención del potencial cliente se puede obtener una ganancia que compense la inversión.